viernes, 17 de junio de 2011

MUERTE DE JEFE DE LA MARA 18 EN HONDURAS

EL PANDILLERO Y UN ACOMPAÑANTE FUERON ACRIBILLADOS DESDE UNA MOTO

Desde una motocicleta en marcha les dispararon y mataron a dos supuestos mareros que viajaban en un taxi la mañana de ayer en el bulevar del Norte, frente al centro comercial Mama Nila, y la hipótesis preliminar que maneja la policía de Honduras es que se trata de un ajuste de cuentas.

La Policía identificó entre las víctimas a José Francisco Sosa Medina, de 24 años, alias "El Tunco", presunto cabecilla de la Mara 18 en la colonia Villafranca y sectores aledaños. El otro fallecido es Francisco Daniel Mejía Martínez, de 26 años, más conocido en el bajo mundo con el apodo de "El Cholo" y "Tongolele", quien tenía su domicilio en el mismo sector capitalino.

Alrededor de las 11:00 de la mañana, los ahora occisos se conducían en el taxi con registro TIU-049 en dirección a sus viviendas, cuando fueron atacados por dos pistoleros que se desplazaban en una motocicleta.

En el acto resultó herido el motorista del taxi, que solo fue identificado con el nombre de Pablo, quien fue trasladado al hospital Escuela.

El cuerpo inerte de Sosa Medina quedó en el lado derecho del asiento delantero, mientras que Mejía Martínez atrás del conductor. El automotor quedó estacionado en el centro del carril del bulevar que conduce a la salida del norte, mientras que en la escena del crimen se encontraron más de 15 casquillos de bala calibre 9 milímetros. Equipos de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) se presentaron a realizar las investigaciones orientadas a conocer los pormenores de lo ocurrido.

Los hechos

La versión que dieron los dolientes es que los dos fallecidos se encontraban detenidos en la Cuarta Estación Policial del barrio Belén desde las 10:00 de la mañana del martes y que al cumplir las 24 horas fueron dejados en libertad.

Se presume que los autores materiales del doble crimen los perseguían en una motocicleta negra y al darles alcance les dispararon a mansalva provocándoles la muerte.

Hipótesis

La hipótesis más fuerte que maneja la DNIC es que pudo tratarse de un ajuste de cuentas por disputa de territorio de acciones delincuenciales, ya que las víctimas tenían antecedentes penales. Una fuente policial confió que Sosa Medina era supuesto cabecilla de la Mara 18 en la zona, donde con apoyo de otros compinches se dedicaba a realizar actividades ilícitas como extorsión, asaltos, secuestros exprés y crímenes.

El 29 de abril fue arrestado en un operativo de la DNIC junto a otros integrantes de la asociación ilícita y en la acción les decomisaron armas policiales que fueron encontradas en una letrina.

A pesar de las evidencias, fueron liberados por el juez que conoció la causa. Del otro fallecido se desconocen los antecedentes.

Información que recibió la Policía de parte de testigos es que Sosa Medina y sus compinches sembraban el terror y que un fin de semana llegó a todas las pulperías exigiéndoles a los propietarios que debían pagar 150 lempiras semanales por el mal llamado "impuesto de guerra".

A Sosa Medina le faltaban las extremidades inferiores ya que, según los familiares, las perdió al ser arrollado por un tren hace unos tres años cuando viajaba ilegalmente a Estados Unidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada